¿Nieve en Menorca?

Una bajada brusca de temperaturas y la temida tramontana evidencian la llegada de un invierno gélido, que ya obligó a cerrar el puerto de Maó la noche del domingo tras decretarse la alerta naranja por fenómenos costeros y viento, con olas de hasta 5 metros de altura. Por si fuera poco, desde la Agencia Estatal de Meteorología advierten la entrada de .