Cultura

A finales de septiembre ya son muchos los que están con la mirada puesta en el cielo y la esperanza de que en el transcurso del mes de octubre se sucedan suficientes lluvias como para que los deseados “esclata-sangs” salgan a la superficie. No obstante, dada las pocas lluvias de este año y las altas temperaturas registradas en las últimas semanas, todo parece indicar que para que sea posible un “buen año”, deberá llover bastante los próximos días con la suerte de que las temperaturas no vuelvan a elevarse ni el viento sople y lo seque todo. Visto así, no parece tarea fácil, sin embargo, los cambios climáticos son impredecibles y, según afirman diversos expertos en el sector, hay esperanzas de que a mediados de noviembre estos hongos puedan dejarse ver por los bosques menorquines.

Antes de que acabe el año es tradición salir en busca de Esclata-sangs, cames seques, gírgoles, … y sacar a relucir las recetas más tradicionales e ingeniosas para consumirlos. Con arroz, al ajillo, con lomo, con foie y panecillos,… son estupendas combinaciones.

Mientras tanto, ¡toca a esperar!

Leave a Reply