Turismo

El Slow Food es un movimiento internacional, acuñado en Italia a finales de la década de los 90, que promueve las tradiciones gastronómicas, el cultivo de los ingredientes esenciales de forma respetuosa con el medio ambiente, y el placer de disfrutar del exquisito resultado de un modo “lento”. No obstante, ya hay quien afirma que el movimiento “Slow Food” ya se practicaba en Menorca mucho antes de que los italianos acuñaran el término. Es el caso de Suzanne Pronk, coordinadora de la famosa y exitosa revista del televisivo e ingenioso cocinero británico, Jamie Oliver, que, acompañada de su pareja Alexander Cramwinckel (hijo de la alaiorense Maricel Pons Prats), desde que visitó Menorca por primera vez Menorca en 2009, se declara enamorada de la gastronomía menorquina, sus gentes, y la calma y tranquilidad que se respira en ella. De ahí, que con la ayuda de su suegra el pasado mes de  mayo iniciara un estudio de los secretos y los mejores atributos de Menorca (sus playas, su gastronomía,el cultivo respetuoso de los ingredientes protagonistas, los restaurantes más auténticos, y la vida en la isla) para realizar un reportaje de 17 páginas que el mes de septiembre se publicó en la “Jamie Magazine”.

Costumbres como la “bereneta”, la elaboración en directo del delicioso queso, sobrasada y demás embutidos en explotaciones agrícolas,  las cristalinas aguas de las calas vírgenes y el bello paraje que las envuelve, la calma y la tranquilidad que se respira en la isla, además de un curioso recetario de la repostería más tradicional ( “rubiols”, “pastissets”, “coca d’albercoc”, “coca de verduras”…) son ejemplos de lo que la periodista, con la ayuda del fotógrafo Maarten van der Wal, recogió y plasmó en un artículo que, sin duda, dará que hablar entre los holandeses. Apetitosas propuestas con las que Pronk anima a sus lectores a experimentar viajando hasta Menorca, una isla que tiene “su propio ritmo”.

Menorca is een paradijs! Kwam te weten dat!

Leave a Reply