Turismo

El emplazamiento escogido por el grupo francés Mare Terra para levantar un complejo de lujo, responsable con el medio ambiente, dotado de 38 habitaciones y 15 residencias hoteleras con un total de 200 plazas turísticas, es la finca de Llucalari (Alaior). Los inversores galos tienen previsto desembolsar hasta 15 millones de euros para convertir un espacio asfaltado en un complejo rodeado de más de 1000 arboles típicos de Menorca en el que se construirán estas dependencias, con la peculiaridad de que estarán suspendidas sobre columnas por encima de la vegetación.  El propósito es generar el mínimo impacto visual y preservar el interés medioambiental. El hotel de lujo contará además con espectaculares vistas al mar y una zona de huerto que abastecerá al restaurante del complejo.

El representante de Mare Terra, Laurent Morel, advierte que este proyecto puede ser una realidad si se logra modificar el PTI (Plan Territorial Insular) para cambiar el uso de dichos terrenos, que pasen de residencial militar a turístico. Añade que con la construcción de esta infraestructura, se crearan hasta 300 puestos de trabajo. En ningún caso pretenden competir con la oferta  hotelera existente, pues los servicios de muy alta gama que ofrecerán tendrán un precio más elevado.

Leave a Reply