Menorca y sus aguas cristalinas y serenas

Existen numerosas calas y playas de roca en Menorca, donde los amantes de la tranquilidad pueden disfrutar de unas aguas cristalinas para darse un baño o practicar el buceo, a expensas del turismo que abarrota las playas urbanizadas. Las playas de roca son, sin duda, una opción muy recomendable si deseas pasar un maravilloso día alejado del turismo en Menorca. De dimensiones relativamente pequeñas, estas playas se caracterizan por su baja ocupación, su bello entorno y sus claras aguas, especialmente en la costa sur de Menorca.

Algunas de estas calitas de roca en Menorca están ubicadas en urbanizaciones, por lo que el turista que opte por esta modalidad dispondrá a pocos metros de la misma de cualquier servicio que pueda precisar (snack-bar, cruz roja, suvenires, supermercados, etc.). Sin embargo, existen otra playas de roca en Menorca que se encuentran bastante aisladas y son de difícil acceso. Una vez llegas a ellas, merecerá la pena el paseo ya que podrás disfrutar de preciosas calas en la más absoluta intimidad.

Desde Menorca Explorer recomendamos llevar protección solar, crema antipicaduras de medusas y unos zapatos habilitados para nadar y andar por roca. Al tratarse de calas aisladas, no contamos con servicio de vigilancia o chiringuitos a pie de playa, por lo que ir preparado es indispensable. Gracias a llevar consigo todo lo necesario podrán disfrutar de la isla de un modo seguro y práctico.

Como ejemplo de algunas calas de roca en Menorca, encontramos:

  • Binibeca Vell (Sant Lluís)
  • Cala en Brut (Ciutadella)
  • Cala Padrera (Es Castell)
  • Es Caló Blanc (Sant LLluís)
  • Es Rincó Fondo (Sant Lluís)
  • Cala Rafalet (Menorca)

Estas son solo algunos ejemplos de las calas de roca que podrá encontrar en Menorca, pero existen muchas más ya que casi todo el litoral menorquín tiene acceso a zona de baño y en algunas ocasiones estas zonas están adaptadas. En otros casos, deberá aumentar las precauciones ya que el acceso al mar es más difícil y menos seguro.