El plato menorquín por excelencia

Ingredientes para 4 personas: 1 kilo 600 gramos de langosta viva (mejor una pieza), dieciséis rebanadas de pan de payes de Mahón blanco y sin sal (barra, no), una cebolla grande, un tomate grande y maduro, dos ajos, unos brotes de perejil fresco, cuatro tazas del caldo de hervir la langosta, una tacita de salsa de tomate muy concentrado y escurrido, dos cucharadas de coñac, dos tacitas de aceite de oliva, pimiento y sal.

Elaboración: Atar la langosta y meterla dentro una olla con 5 tazas (1/4 de litro) de agua hirviendo. Dejadla cocer quince minutos. Retiradla del fuego y dejadla enfriar.

Troceadla con las manos de tal forma que cada comensal pueda servirse un trozo de cola, de cuerpo y piernas.

Pelar la cebolla, el tomate y los ajos. Limpiar el perejil y cortadlo todo pequeño y por separado.

Calentar el aceite en una cazuela de barro gorda, y ahogad la cebolla sin dejar de removerla, con poco fuego. Al ser blanda, añadidle el tomate y los ajos. Continuáis la fritada hasta que se confite. Agregad el perejil y los trozos de langosta. Salpimentadlo y que hierva veinte minutos. Fuego muy alegre.

Ahora poned la salsa de tomate y el coñac. Cinco minutos de cocción y a la mesa.

Disponéis las rebanadas de pan (muy finas) en los platos. Cada comensal las escaldará con la caldereta hirviendo, todo agregando la porción de langosta que le corresponde.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deja un comentario