[slider size=slider]

Diversión garantizada para todo el mundo

Menorca es una isla estupenda para toda la familia. Durante el verano, además de playas, parques infantiles y restaurantes, la isla cuenta con una amplia programación de excursiones y actividades a realizar.

Para los más marineros, existen unas embarcaciones que zarpan de los puertos de Maó y Ciutadella, realizando un recorrido por la costa menorquina. Durante la excursión se hacen paradas en playas vírgenes donde el turista, además de darse un refrescante baño en las cristalinas aguas, degusta al mediodía una sabrosa paella.

Parques acuáticos, centros zoologicos, yates, …

Por otro lado, si tiene ganas de disfrutar con los suyos de una experiencia diferente, no deje de visitar los distintos parques acuáticos de la isla. Los más pequeños se lo agradecerán. Con atracciones de última generación y amplia oferta de espectáculos, cuentan además con restaurantes y todo tipo de comodidades que pueda precisar.

Excelentes opciones son también dar un paseo a caballo por los verdes bosques, visitar el centro zoológico de animales y razas autóctonas, presenciar los mejores espectáculos ecuestres, visitar las fortalezas más emblemáticas de Menorca, e incluso alquilar alguna embarcación para conocer la isla desde el mar.

Finalmente, para dar cierre a unas idílicas vacaciones le recomendamos visitar algún establecimiento de ocio y salud (SPA o balnearios) en el que disfrutar de numerosos circuitos termales, hidromasaje, sauna, aguas medicinales y técnicas de aromaterapia.