Menorca alberga los parajes naturales mejor conservados del Mediterráneo. Estamos ante un lugar medioambiental único, declarado como Reserva de la Biosfera por parte de la UNESCO en 1993. En sus 702 km2 de extensión nos encontramos con un parque natural (la Albufera des Grau), cinco reservas naturales, una reserva marina y diecinueve zonas ANEI (Árenas Naturales de Especial Interés). La isla es un auténtico paraíso natural perfecto para la práctica de multitud de deportes, entre los que destaca el Senderismo que día tras día reúne a más adeptos.

A pesar de que el Camí de Cavalls se ha convertido en la ruta estrella de la isla de Menorca, sus innumerables caminos rurales interiores ofrecen también interesantes itinerarios que debéis descubrir. A continuación os proponemos una selección.