[slider size=slider]

Tierra privilegiada

Menorca es la isla de la arqueología por excelencia. El paso de la historia concede a Menorca peculiares características que la diferencian del resto del archipiélago balear. Los numerosos vestigios y monumentos se encuentran por doquier y son testimonio de los intensos episodios que ha vivido esta pequeña isla.

La mezcla de las diferentes culturas que arribaron hasta sus costas dejó una rica herencia patrimonial y cultural, que será uno de los alicientes de los que el visitante podrá disfrutar.

Tranquila y bella

Recordar también que el incomparable paisaje de Menorca ha obtenido un importante y merecido reconocimiento. En 1993, la isla pasó a formar parte de la red mundial de Reservas de la Biosfera, lo que le convierte en un territorio modelo de desarrollo sostenible. Su riqueza natural, bañada por el Mediterráneo, es uno de sus mayores atractivos para el visitante, que podrá disfrutar de unos parajes envidiables y de gran belleza.