Notice: wpdb::prepare se llamó incorrectamente. La consulta no contiene el número correcto de marcadores (2) para el número de argumentos pasados ​​(3). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje se añadió en la versión 4.8.3.) in /var/www/vhosts/menorcaexplorer.com/httpdocs/wp-includes/functions.php on line 4147
Las invasiones británicas - Menorca Explorer

Las invasiones británicas

Home/Sobre Menorca/Historia/Las invasiones británicas

El traslado de la capital

En el siglo XVIII Menorca se ve condicionada por los enfrentamientos entre las potencias europeas. Así, vivirá sucesivamente bajo gobiernos británico (1713-1756), francés (1756-1763), británico (1763-1782), español (1782-1798), británico (1798-1802) y, finalmente, español (a partir de 1802). A pesar de los distintos cambios de soberanía, la isla experimenta un fuerte crecimiento demográfico, una expansión de la producción agrícola, un desarrollo de las actividades relacionadas con el comercio y la navegación y en el campo de la cultura un notable dinamismo.

A principios del siglo XVIII acaeció la primera ocupación inglesa, que constituyó una de las épocas de mayor desarrollo económico y esplendor cultural que ha conocido Menorca.

El coronel Richard Kane (1660-1736) fue el primer gobernador inglés. Frente a la oposición que las tropas británicas encontraron por parte de la nobleza y el clero ciudadelanos, Kane, en atención a la importancia estratégica de su puerto, decidió trasladar la capital de la isla de Ciudadela a Mahón.

Richard Kane introdujo numerosas mejoras en la agricultura que aumentaron la superficie cultivada. Se importó la enclova, una planta ornamental que a mediados del siglo XIX sería utilizada como forraje, y mandó construir el famoso Camí de’n Kane, que unía el castillo de San Felipe con Ciudadela, hoy convertido en un camino vecinal que todavía puede transitarse con vehículo.

Asimismo, el gobernador impulsó el desarrollo del transporte marítimo, acabó con la Inquisición, restauró el antiguo derecho menorquín y mantuvo el catalán como idioma oficial.

El Tratado de París

La primera etapa de dominación inglesa terminó en 1756, al ser arrebatada la isla a los británicos en medio de los avatares de la Guerra de los Siete Años por las tropas francesas del duque de Richelieu y del marqués de la Galissonnière. La soberanía francesa se prolongó hasta 1763, fecha del Tratado de París, que establecía la restitución de Menorca a Gran Bretaña.

En este breve lapso de tiempo se fundó el pueblo de Sant Lluís, caracterizado por su trazado regular, y se construyó el Camí de Cavalls, que bordea la isla.

En 1763, pues, se inicia la segunda ocupación británica de Menorca, que no tuvo efectos tan positivos como la anterior, aunque durante este periodo se fundó el pueblo de Georgestown, la actual Es Castell.

En 1769 los isleños construyen la iglesia de San Cristóbal, origen del pueblo de Es Migjorn Gran.