Notice: wpdb::prepare se llamó incorrectamente. La consulta no contiene el número correcto de marcadores (2) para el número de argumentos pasados ​​(3). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje se añadió en la versión 4.8.3.) in /var/www/vhosts/menorcaexplorer.com/httpdocs/wp-includes/functions.php on line 4147
Cala Galdana, Cala Mitjana y Trebalúger - Menorca Explorer

Cala Galdana, Cala Mitjana y Trebalúger

Home/Sobre Menorca/Pueblos de Menorca/Ferreries/Cala Galdana, Cala Mitjana y Trebalúger

    El Barranc de Trebalúger y el Barranc d’Algendar, excelentes rutas

    Ferreries se encuentra en un pequeño valle, rodeado de colinas que no pasan de los 200 metros. Hay una gran diferencia entre su parte antigua, que se extiende alrededor de la iglesia de Sant Bartomeu (1870), y el moderno ensanche que llega hasta el torrente que, con su curso, da lugar al “barranc de Trebalúger”.

    La parte antigua tiene rincones de extraño encanto, como el Carrer de sa Font.

    Ciñendo la salida de Ferreries se encuentran las instalaciones militares de S’Enclusa (el Yunque). De aquí parte la carretera hacia Cala Galdana, sin duda, una de las playas más famosas de Menorca. La ruta transcurre por encima del barranco de Trebalúger, a la izquierda. Desde el emplazamiento del camping S’Atalaia se puede llegar a las casas de los Horts de Trebalúger y a la cala de Trebalúger, totalmente virgen.

    Cala Galdana, una de las playas más concurridas

    Poco antes de entrar en Cala Galdana, a la altura del kilómetro 6, sale un camino hacia la izquierda que lleva a unas antiguas canteras. Y desde allí a Cala Mitjana, que situada en la desembocadura de un torrente, es también de gran belleza y espectacularidad.

    Cala Galdana se formó con los aluviones del “barranc d’Algendar”, que en su último tramo forma una zona húmeda con numerosas aves acuáticas. Su forma semiesférica, rodeada por altos acantilados y bosques, la convierten en un grandioso decorado natural. En las inmediaciones funcionan gran cantidad de bares y restaurantes, además de una instalación de minigolf y tiendas especializadas en alquiler de embarcaciones. Es una de las urbanizaciones más concurridas de toda la zona. Muy recomendable para toda la familia.

    Volviendo a Ferreries, al otro lado del cementerio, un camino lleva hasta el barranco más conocido, que con el nombre de Algendar desemboca en Cala Galdana. Se accede al inicio del barranco con bastante facilidad, y una vez allí se penetra en un desfiladero entre arboles, rumores de agua, cuevas y sombras, que resulta realmente sorprendente.

    De camino ya a Ciutadella, aproximadamente en el kilómetro 31,5, un desvió a la derecha conduce hacia uno de los lugares históricos más relevantes de la isla, el castillo de Santa Águeda. Siguiendo esta carretera –conocida como Camí dels Alocs-, y poco después de 500 kilómetros, podéis hacer un alto en Binisues, una casa solariega menorquina acondicionada como restaurante, en la que se exponen diversas antigüedades y objetos relacionados con el medio rural.

    La fortaleza no es accesible en coche. Hay que aparcar y continuar el ascenso a pie. La ruta, que puede llevar alrededor de media hora, sigue la antigua calzada romana, que se conserva sólo en contados tramos. Desde la cima de la colina, de 264 metros de altitud, se disfruta de extraordinarias vistas de la costa norte.